La Piel, Maquillarse Biodescodificación

Nunca me he puesto maquillaje en la piel por mi propio pie. Recuerdo una vez por trabajo que me maquillaron, no me reconocía, me sentía rarísima, me hubiera dado vergüenza salir así a la calle, solo me he maquillado los ojos, pestañas, y algún labial natural. En los últimos años el maquillaje ha hecho un boom, creando una necesidad para muchas personas.

Buscaba algo sencillo

Tengo cuarenta años, igual hay veces que me apetecería tener mejor cara, y eché un ojo a tutoríales sobre un maquillaje natural. Me asusté. Entre tres y cinco productos solo en la piel, colorete, contornos, brillo, sombras, rímel, y delineador, labios…madre mía, pensé, estuve dando varias vueltas, y decidí seguir con mi mala cara de vez en cuando, jajajajaja.

Entonces pensé en hacer una pincelada generalizada sobre el maquillaje desde la perspectiva de la Biodescodificación, más que nada por echar un cable para entender qué está pasando en algunos efectos que se ven en las personas usuarias de maquillaje a diario, igual en otra época hubiera pensando que no respira la piel, y por eso se crea acné, pero la biología lo explica mejor.

La piel

La piel es el órgano más extenso que tenemos, pues abarca prácticamente la totalidad de nuestro cuerpo.

Cada órgano según la DB tiene una función de cubrir una necesidad, la función de la piel es estar en contacto con el exterior, es nuestra carta de presentación, nuestra individualidad. Esta tiene varias capas: la epidermis, parte externa, la dermis, parte media, y la hipodermis es la capa interna. El acné va asociado a los folículos pilosos y las glándulas sebáceas de la piel y a la aparición de la hormona masculina “testosterona”. La capa embrionaria que está asociada a las glándulas sebáceas es la epidermis que corresponde a la segunda, y está vinculada a un conflicto de identidad, desvalorización estética, a suciedad. La no aceptación de esa identidad en esa parte del cuerpo (por un programa de rechazo, miedo o peligro) pone en marcha un mecanismo para mantener separados a los demás.

Además el acné es un conflicto autoprogramante, es decir, ya existe una desvalorización, pero me veo el grano y pienso: jueeeee, ahora si que estoy apañada!!!! Me ha salido la cara en un grano. Hay un rechazo, otra agresión, que la mente no entiende que es de nosotros hacia nosotros , y las glándulas sebáceas se ponen de nuevo en marcha. Lo mismo pasa con la celulitis, y me compro anti celulitis, jajjajajjaj, mejor quítale la etiqueta.

Si nos ponemos a analizar el tema, y la mayoría vienen en las demandas sociales promovidas por estrategias de venta…ahora nos tatuamos la cejas, todo el mundo quiere las cejas así, un poco de labios, un poco más, narices perfiladas, pómulos marcadísimos, y sin pasar por quirófano, todo en media hora. Queremos ser como dicen que se es bella, pero la belleza va de mirarte a los ojos, y decirte Buenos días querida, hoy te espera un gran día, y esa sonrisa vale más que cualquier maquillaje.

PD: no estoy promoviendo el no maquillarse, pero una cosa es ser Claudia, o Jorge y que salgas del baño y lleves una máscara de Beyoncé.


Escrito por Ana Rebenaque